martes, 30 de junio de 2009

Nota sobre el Bikavér

Bikavér significa “Sangre de toro”, y el vino que lleva su nombre tiene ese color rojizo oscuro y penetrante de los buenos tintos, aunque sean jóvenes. Dice la leyenda que por el parecido de este vino con la sangre, los antiguos húngaros que tomaban de este vino eran considerados como auténticos vampiros que bebían la sangre de sus enemigos. Sus comisuras se mostraban continuamente con el color de la sangre. Pero parece que no era sangre sino vino, y quizás porque al final todo se sabe los turcos no tuvieron ningún reparo en luchar contra estos feroces guerreros sanguinarios y conquistarles país y vides, aun en contra de lo que prohibía su religión. De hecho, Eger, tierra del sangre de toro, fue uno de los lugares emblemáticos en la lucha contra el turco. In vino veritas.

3 comentarios:

Capitán Clostridium dijo...

No me gusta el vino, y menos la sangre. No seré yo quien conquiste esas vides.

Saludos, me gusta la cerveza. Eso sí.

maribel dijo...

Me gusta seguir todas tus publicaciones de "A orillas del Tizsa", y siempre siento nostalgia de las tierras magiares, de sus viandas, sus vinos- cómo no-, sus exiliados como Marai; pienso, no se porqué, al leer sobre el Bikavér en "Anna la Dulce" de kostolanyi.

Por cierto, te hemos dado un premio en el Guisante!!!, pasaté a buscarlo, está en la entrada On The Road ¿será casualidad?

Me alegro de ver por aquí al Capitán, saludos!!

maribel dijo...

esss queee no se puede beber, el premio está en el post premios limonada, monada, epss (este comentario se autodestruirá en...zzzzzz)